lunes, enero 22San José, Uruguay

El histórico goleador que vive en un asilo

El deporte, así como la vida, puede situarte en un lugar muy alto para luego de un tiempo encontrarte en una condición muy distinta. Es así que el histórico goleador alemán, temible por sus rivales en su época, pasa sus días en un asilo, en el olvido.

Nada más ni nada menos que Gerd Muller, un futbolista exquisito que defendió al Bayer Munich y a la selección de Alemania, alcanzando récords insuperables hasta el momento.

El goleador. Para tener una idea, defendiendo la casaca de la selección consiguió anotar 68 goles en 62 partidos disputados, un promedio poco visto en la historia de las grandes selecciones del fútbol mundial. En la primera división del torneo alemán, hoy llamado Bundesliga, anotó 405 goles en 507 encuentros.

El icono. Todo Alemania lo llama de “El Bombardero de la Nación” desde la conquista de la copa mundial en 1974, donde Muller fue estrella, goleador y líder de un equipo que lo tenía todo. 

Emblema del Bayer. Cuando llegó al equipo del Bayer Munich, coincidió con otros que a la postre fueron grandes jugadores como Franz Beckenbauer y Sepp Maier, consiguiendo el ascenso de aquel equipo que estaba en la segunda división y empezando a escribir la historia grande de lo que hoy es uno de los clubes más importantes del mundo.

Retirada precoz. El goleador se retiró de la selección con tan sólo 28 años de edad, en el momento más exitoso de su carrera, para muchos por la presión que sentía ante su figura. De hecho, al retirarse inmortalizó la premisa “un delantero centro, a los ojos del público y sus compañeros, no tiene derecho a fallar.

La enfermedad. Desde octubre de 2015 Gerd Muller sufre de Alzheimer, lo que hiciera que su salud se viera afectada de manera considerable desde aquel entonces a la fecha. Además no pudo afrontarlo de la mejora manera y se perdió en el consumo de bebidas alcohólicas. 

COMENTARIOS